¿Como es la #Ansiedad?

Actualizado: 4 de dic de 2019

Les contare algo muy personal, hace poco mas de 3 años comenzaron unos episodios de ansiedad que aumentaban conforme pasaban los días y las semanas, recuerdo muy bien el primer episodio de ansiedad, estaba en la oficina cuando de pronto comencé a sentirme mareado y con sudor en manos, el episodio duro solo unos minutos, pero a partir de ese momento cambio mi vida. Tendría que contarles un poco que fue lo que lo detono.



Unos días antes de mi primer episodio de ansiedad sufrí a mis 29 años mi primer aumento de glucosa en sangre, era una mañana cando fui por el desayuno, no encontré lo que buscaba así que regresaba a la casa donde se encontraba mi novia y a la mitad del camino algo invade mi cuerpo, era como algo que me congelo por dentro, comencé a sentirme mareado, débil de mis extremidades, tenia la vista borrosa y 2 grandes miedos en ese momento, el primero, que me diera un infarto justo ahí, manejando y que moriría, y el segundo es que como estaba manejando podría morir solo a la mitad del camino. Así que como pude logre llegar rápidamente a la casa, e inmediatamente llegando me recosté, tome agua e intente tranquilizarme, pero los síntomas no cedían, fue entonces cuando hable por teléfono con mi hermana (que es médico) y le explique lo que me pasaba, reuní los requisitos de un diagnostico inmediato de aumento de glucosa en sangre. Las recomendaciones inmediatas, recostarme, calmarme y ver como evolucionaba.


Con el paso de las horas no sentía que nada cambiaba, así que con ayuda de mi novia fuimos al encuentro de mi hermana, compramos un glucómetro (que es el que actualmente uso) y medí, ¡tenia 200!, un numero muy alto comparado con el 100 ideal que tendría que tener. Me recetaron el medicamento necesario y listo, comencé a mejorar inmediatamente.


Días después estaba en la oficina cuando de pronto comencé a sentirme mareado y con sudor en manos, yo inmediatamente creí que nuevamente se subía mi glucosa y que estaba mal, revisé ahora mi índice de glucosa en sangre y todo bien, y solo creí que quizá solo era un síntoma de la glucosa alta. Lo deje pasar.


Una semana después salí con mi hermano y mi Mamá a hacer algunas compras y a la mitad de esto pedí urgentemente regresar corriendo a casa porque me sentía mal, tenía los mismos síntomas y creía yo que estaba a punto de darme un infarto; es importante que sepan que mi Papá murió hace algunos años a causa de múltiples infartos en una noche; así que corrimos en taxi a casa, me recosté y me revisaron pero mi presión arterial, mis pulsaciones por minuto y mi glucosa en sangre estaban mejor que bien, era un joven de 29 años al final del día.


Siguieron pasando las semanas, creía que no era para tanto e intente restarle importancia, pero cada día era peor al anterior, manejando deje de circular en vías rápidas y vías principales por temor a morir a la mitad del camino en una vía rápida y tener un accidente, hacia todo lo posible para no salir de casa y de la oficina, deje de frecuentar lugares y me comencé a aislar, de pronto era un joven de ahora 30 años que dejo de tener una vida social y la cambio por no salir y por buscar nunca estar solo.


Hacia ya varios años que era Psicólogo, pero eso no era importante en ese momento, hasta que me di cuenta que no podría solo. Acudí a terapia con una Psicóloga que fue mi profesora en la universidad y con su guía lo descubrí, esto que me pasaba eran ataques de ansiedad y posteriormente un trastorno de ansiedad generalizada y entendí pues que era la ansiedad.


La ansiedad definida con mis palabras es un llamado de atención, es una alarma urgente, es un despertador que suena por 5ta vez, es un golpe certero en la mejilla, es el sensor de la maquina del auto, es un triangulo de peligro en el camino.


La psicología lo define como la aparición repentina de una sensación muy intensa de miedo que obnubila la razón, exista o no peligro real. Y algunos de los síntomas pueden ser, boca seca, ritmo de latidos alterado (ralentizado o acelerado), hormigueo en extremidades u otras partes del cuerpo, sensación de ahogo y respiración acelerada a veces acompañado de dolor de pecho, palidez, sudoración, temblores, miedo a perder el control, miedo a volverse loco y despersonalización (percibirse extraño e irreal con relación a lo que te rodea).


Como pueden darse cuenta yo entraba re bien en los síntomas, pero estos son solo un parámetro, los síntomas pueden ser muy diversos y son únicos en cada uno de nosotros.


Seguramente te estas preguntando ¿Cómo fue que se curó? ¿Cómo logro seguir adelante? ¿Cómo le haces para estar mejor?


Y bueno, pues hay que entender que la ansiedad, ese llamado de atención, esa alarma urgente, ese despertador… es solamente un mensaje que quiere darte tu cuerpo, tu mente, para avisarte, algo no está bien, quizá estas trabajando mucho, quizá no descansas, quizá no duermes, quizá estas haciendo algo con lo que no te sientes bien y tu cuerpo te lo reclama.


Y no es que de pronto te den ataques de ansiedad de la noche a la mañana por que le caigas mal a tu cuerpo, este te manda mensajes de a poco, quizá primero te hizo sentir muy cansado un día para que lo tomaras y descansar, y quizá no le hiciste caso, y luego entonces tuvo que dolerte la cabeza para que pensaras que algo no andaba bien, pero tomaste pastillas y lo dejaste pasar una vez más, quizá también un día te mareaste en camino ala escuela o al trabajo y creíste que fue por que te levantaste muy rápido y una vez mas lo dejaste pasar. Y así pasa que la ansiedad es una sacudida, un ¡hazme caso, urgente! Pero para muchos solo es un pequeño episodio de inestabilidad, pero la ansiedad seguirá ahí, porque ha estado ahí, a tu lado desde siempre para recordarte lo que realmente importa y eso que realmente importa eres tú.

© 2017 by COPS

AVISO DE PRIVACIDAD